Aquí
Home > Fútbol > Bochorno policial en el Hernando Siles

Bochorno policial en el Hernando Siles

Late estará en Brasil 2019 Copa Ameica Bolivia

bochorno_policial

La policia que va “ha disfrutar” de los partidos de fútbol, demostró una vez más que no está a la altura de brindar seguridad a los asistentes y protagonistas del fútbol.

En el juego entre The Strongest y Blooming, Gustavo Díaz y su ayudante de campo Gastón Machado, estuvieron expulsados, y fueron enviados a la tribuna baja de preferencia, allá sin ningún resguardo policial, vieron como el Tigre le daba vuelta el partido a su equipo. Con los ánimos exasperados y la gente en estado de ebullución se produjo un cruce de boca a boca entre un centenar de hinchas con los integrantes del cuerpo técnico.

Torneo de Futbol Bolivia Calendario Posiciones Goleadores

La policía que pudo poner fin al triste incidente, aislando a los visitantes, prefirió mirar, como personas con los colores de The Strongest – porque esos no son hinchas – golpeaban a los personeros del cuerpo técnico, incluso cayeron por las gradas de preferencia y la gente siguió golpeando a los blooministas.

Los jugadores enterados de esto rompieron la puerta de emergencia que – como su nombre lo dice- es de emergencia y estaba con un candado del cual nadie quería hacerse cargo, entonces pasó lo insólito, los jugadores entraron a la tribuna a defender a su entrenador, y la policía sumó a su inexplicable pasividad, la ineptitud, decidió lanzar gas pimienta contra los jugadores, una locura en el Hernando Siles.

Al final luego de que se rompió toda la calma, inexplicablemente el juez Guery Vargas dio continuidad a un partido que ya tenía tiempo de adición, luego de unos minutos más terminó el juego y la gente seguía amedrentando a los visitantes con botellas, piedras y todo tipo de elementos que caían al campo de juego y con la pasividad de la policía una vez más.

Los jugadores de Blooming respondían con insultos y con los mismos elementos que recibían en contra de los enardecidos stronguistas de preferencia. Braulio Uraezaña respondió con vehemencia un botellazo, y la policía decidió actuar, se llevaron detenido al jugador de 17 años, pero de los centenares de enfurecidos no hay ninguno detenido.

La Policia se ha resguardado en las palabras del jefe de seguridad, Coronel Elmer Pardo: “ellos habrán provocado a los hinchas” dijo, una vergüenza policial que demuestra -definitivamente- que la seguridad en los estadios es sólo un título.

Los efectivos que asisten, sólo suman al grueso de espectadores, o aún peor, invaden el vestuario de un equipo con armas de fuego y con una falta de sentido común que terminó por contagiar a todos, destrozando puertas, jugando con la seguridad de los asistentes, deteniendo a un menor de edad y dejando impunes a los montoneros, un bochorno de un operativo policial llenó de ineptitud.

bochorno
La gente de preferencia que generó el incidente
policia_vestuario
La excesiva e innecesaria presencia policial en vestuarios
bochorno_puerta
Los destrozos de la gente de Blooming en su vestuario

 

 

Síguenos
Top
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com