La info de tu equipo:

De la magia de Jairzinho al corazón de Zenteno

Por: Roberto Acosta E.

Foto: Conmebol

Jairzinho fue la gran figura de Wilstermann en la década de los 80, se trataba de un ex campeón del mundo que decidió llevar su fútbol al Valle y despertó las más grandes pasiones e ilusiones.

En el segundo año jugando en Bolivia, el Rojo ya tenía el desafío de jugar la Copa Libertadores, con el viejo formato: Seis grupos de cuatro (dos equipos por país); sólo los primeros de cada grupo pasaban a las finales que se jugaban en dos grupos de tres. Allá llegó Wilster -hasta hoy- era el recuerdo más dulce que tenía en las páginas de la soñada Copa Libertadores.

Pasaron treinta y seis años para que el Rojo, a puro coraje, logre superar ese hito. Dicen que el corazón de un equipo es muy parecido al de su capitán. Edward Zenteno lideró el grupo que pateó el tablero y volvió al principal escenario sudamericano. Wisltermann ha vuelto a ponerse entre los ocho mejores del Continente.

En 1981 Jairzinho y los suyos se midieron ante Deportivo Cali y Flamengo, el sueñó quedó ahí. En 2017, Zenteno y su equipo lograron pasar una barrera histórica para nuestro fútbol, eliminaron a Atlético Mineiro en Brasil. Ahora le toca medirse en un mano a mano con River Plate. Será por lejos el partido más importante en la vida institucional del Club.

Ese sueño de Copa que un día despertó la magia de Jairzinho, volvió a renacer, ahora en el corazón de Zenteno y de todos los que desparramaron amor propio en Belo Horizonte.

Una publicación compartida de Late (@latebol) el

No son aceptados comentarios con intenciones racistas, xenófobas o discriminatorias y podremos eliminar o denunciar (si fuera necesario) a quien emita dichos que no cumplan con las normativas básicas de respeto y que en Bolivia regula la Ley N° 045 CONTRA EL RACISMO Y TODA FORMA DE DISCRIMINACIÓN
Subir