Aquí
Home > aDestacadas > Día 32: Fui ilegal por unos días en Moscú

Día 32: Fui ilegal por unos días en Moscú

Foto: @btoae / Late!

MOSCÚ. Fue una experiencia única, confirmamos lo que sospechábamos y aunque algunos aún piensan que la Copa del Mundo es la que puso así de amigable a la gente, hoy comprobamos que eso no es así, una oficina de estado fue el escenario perfecto para confirmar todo lo que pesamos de Rusia.

Sucede que en uno de los tantos viajes que realizamos en esta Copa del Mundo, me dí cuenta que no tenía conmigo la pequeña tarjeta de migración, una hoja de papel que no supera los ocho centímetros de alto y los cinco de ancho, quizás se confundió entre la basura, o se cayó en el tren, no lo sé, el asunto es que no lo tenía conmigo, y eso me convertía automáticamente en ilegal en Rusia, así de grave era el tema. Por eso había que buscar solución inmediata.

La primera opción fue ir a Google, buscar “oficina de Migración en Moscú”, el resultado, fue Pareulok Slesarmyy 5, y allá fuimos. Oficina central de Administración, la gente atenta, y amigable, aceptaron que use el teléfono como intermediario entre su ruso y mi espanglish. La conclusión fue que debía ir a la oficina de Asuntos Administrativos del distrito donde estoy hospedado, dirección en mano y distrito -Koptevo- definido. El tema quedó derivado para hoy.

Foto: @btoae / Late!

Con la dirección que me dieron en la oficina central, san Google Maps me dijo que sólo eran seis minutos a pie, allá fui. Una vez en la oficina -que cabe recalcar, no es en una zona turística de Moscú- el primer problema fue el idioma, acá la señora no me dejó usar el celular de intérprete, sólo quería darme un formulario en ruso y que lo llene. Amablemente me explicaba algo que no entendía, pero estaba seguro que no me servía. El guardia y dos funcionarios más veían la escena con angustia, sabían que yo no entendía nada y sabían que ella no entendía nada.

Entonces pasó Genrietta, personaje clave en la historia, ella paró unos minutos en su rutina diaria, entendió mi problema, le explicó a la señora de información que yo necesitaba renovar mi tarjeta de migración y se hizo cargo e mi caso; Estoy seguro que no era su función, pero asumió el rol y fue aceptado por toda la oficina, porque era una de las pocas personas que hablaban algo de inglés. Entre mi angustia, su gran voluntad, su inglés y “el mio”, entablamos una amistad, ella se puso un saco negro y con otro funcionario, Filip, o algo así, salimos de la oficina. me dijeron que debíamos ir a hacer una denuncia formal a la Polícia. Fuimos la Comisaría más cercana, hicieron la denuncia de la pérdida del documento por mi, redactaron cartas, le explicaron al oficial mi problema. La Policía se portó de maravilla, me pidieron mis documentos, y sacaron fotocopias por mi al ver que no tenía yo copias del pasaporte, me tomaron las huellas digitales, me preguntaron cómo es La Paz, al escribir mi dirección en Bolivia, hasta reímos un rato, ya la tensión terminó, Genrietta me explicó que en algunos minutos iba a estar todo resuelto.

Volvimos a la oficina de trámites, y tres horas después, Filip me llamó de nuevo a su oficina, me entregó el duplicado de mi tarjeta de migración, pero estaba en blanco, me dijo, o entendí que me dijo, que la llene. Yo comencé a copiar mis datos en ruso de la credencial y lo demás era numérico. Cuando llegó mi nueva amiga Genrietta, se sorprendió de lo bien que escribí en ruso, Filip le dijo con cara de asombro que yo había llenado todo solo, reímos los tres y salí de la oficina con la certeza que esta gente se merece la calidad de vida que tiene, son gente buena y viven en un país maravilloso. El trámite me salió gratis en dinero, me costó tres horas de tiempo y algún dolor de cabeza en el medio, pero me permitió conocer aún más a fondo la calidad de personas con las que convivimos este mes, es uno de los mejores recuerdos que me llevo a casa, este será un día marcado como especial en el anecdotario de Rusia 2018. ¿En qué otro país del mundo dos funcionarios públicos dejan su trabajo de lado para ayudarte con un trámite que sólo te interesa a tí, salen de su edificio en horario de oficina, y te hacen hasta las cartas?, maravillosa gente. Gracias. Lo escribo en ruso, por si pueden leerme algún día, большое спасибо, спасибо за все, они замечательная страна.

Top