La info de tu equipo:

El amor por el fútbol es nuestra enseñanza

Por: Roberto Acosta Echavarría

amor-futbol-Brasil-nace-calle_TINIMA20140618_0914_5

Este deporte llegó a Sudamérica gracias a los marineros británicos, que empezaron ha enseñar este arte en Brasil en la década de 1870. A partir de ahí, y desde los suburbios, este deporte empezó a extenderse por todos los países, llegando a ser en Buenos Aíres y Montevideo donde se creó un estilo propio, donde el balón no se pateaba, sino que era retenido y querido para el deleite de la afición. A la vez, en Rio de Janeiro y Sao Paulo, el fútbol pasaba de ser privilegio de unos pocos, a ser fruto de creación para los pobres, quienes mezclaban la samba brasileña con este deporte, dando lugar a regates y figuras increíbles.

Es cierto que en Europa en estos años han sacado años luz de diferencia en infraestructura, la parte económica ha sido gravitante para que hoy América, y Sudamérica en particular parezca un fútbol artesanal a lado de la macro industría que se a convertido en Europa.

Los jugadores de Sudamérica son cada vez más jóvenes al momento de partir al viejo continente, quedan cada vez menos figuras descollantes en nuestro Continente, pero misteriosamente, la Copa Libertadores, sigue moviendo más pasiones que la Champions League. Las marcas globalizadas de los grandes equipos del viejo continente, le han dado mucha rentabilidad a sus clubes, pero les ha quitado algo que en Sudamérica es la esencia de este deporte, que es el sentido de pertenencia.

Esa es la gran diferencia ente el glamour de la perfección organizativa de la UEFA y la pasión derramada, que delimita con la locura -en muchos casos- en Sudamérica. Esa esencia que aún nos hace entender al fútbol como nuestro deporte favorito, aunque en el viejo mundo hayan entendido antes, que este es su negocio favorito.

No son aceptados comentarios con intenciones racistas, xenófobas o discriminatorias y podremos eliminar o denunciar (si fuera necesario) a quien emita dichos que no cumplan con las normativas básicas de respeto y que en Bolivia regula la Ley N° 045 CONTRA EL RACISMO Y TODA FORMA DE DISCRIMINACIÓN
Subir