Aquí
Home > aDestacadas > Por qué el Boca – River es más que un Real Madrid – Barcelona

Por qué el Boca – River es más que un Real Madrid – Barcelona

Foto: Prensa Conmebol
Late!

“La final del siglo”. “La tercera guerra mundial”. Los títulos en todas las portadas no dejan de aparecer, el Boca – River será la final de todas las finales y el mundo estará pendiente de ella.

Lo primero que hacen muchos es equiparar esta definición con una hipotética final entre Real Madrid y Fútbol Club Barcelona en la Champions League. El paralelismo se puede aceptar, es obvio que siempre se quieran comparar situaciones límites, pero las diferencias entre las dos finales, sentimentalmente hablando, son abismales.

Real Madrid y Barcelona tienen una rivalidad histórica muy fuerte, es cierto. El nivel del fútbol europeo es más elevado, el fútbol más vistoso, los mejores jugadores juegan en ambos clubes. En todo esto estamos de acuerdo. Real Madrid y Barça juegan el clásico más importante del mundo si nos referimos al apartado del negocio y marketing.

La visión ‘eurocentrista’ muchas veces tiende a destacar lo europeo y criticar lo de fuera. El fútbol argentino (y sudamericano en general) tiene muchos problemas, no tiene las facilidades económicas y a nivel de infraestructuras está lejos de otros continentes, pero Europa se nutre de muchos jugadores de estos países y se debería respetar un poco más toda su historia y presente.

Un Boca contra River en la final de la Copa Libertadores no tiene comparación con nada, es insuperable en el fútbol a nivel de clubes en todo el mundo. Los dos equipos más importantes del país en el que el fútbol se vive de manera más pasional, una rivalidad histórica que nació en el mismo barrio, dos clubes totalmente antagónicos.

El Boca – River va a paralizar todo un país y movilizar al continente, con la atención del resto del mundo. La Bombonera y El Monumental, dos de los estadios más importantes del mundo, vivirán la última final a doble partido de la Copa Libertadores.

El que gane, se llevará toda la gloria. El que pierda, tendrá que vivir con ese dolor toda la vida. Es cierto que es un partido de fútbol, que la vida sigue, que no hay que dramatizar. ‘El fútbol es la cosa más importante de las cosas menos importantes’ es una frase muy recurrente en estos casos, pero no olvidemos que estamos hablando de Argentina, de Boca, de River y de la Copa Libertadores de América.

Texto de Marcos Durán para el Diario As Nota original ACÁ

Síguenos
Top