Aquí
Home > Fútbol > Rusia 2018 > A Sangre Fría por Mario Eduardo Vargas > Tan fácil que no es parámetro

Tan fácil que no es parámetro

Foto: CONMEBOL

Algunos se dejan llevar por el resultado, pero la verdad es que Rusia y Arabia Saudita entregaron muy poco en el primer partido de la Copa. Sobraron goles –un par de ellos, de muy buena factura– pero faltó fútbol. Y a los dirigidos por Pizzi les quedó enorme el marco del encuentro.

Con apenas 7 remates al arco, poco más de 230 pases que llegaron a destino y el 40% de posesión, el anfitrión arrancó de la mejor manera posible. Y está bien. Pero no hay que pensar que por eso, una goleada ante quizá el equipo más débil del certamen, se convirtió en un rival de temer.

Cheryshev y Golovin demostraron ser muy buenos jugadores, pero un partido no puede determinar su condición de cracks. Habrá que verlos contra un equipo en serio. Llámese Uruguay, Egipto o cualquier otro que se cruce en su camino en caso de que logren vencer la fase de grupos.

Es muy común en este tiempo inflar jugadores, técnicos, dirigentes y hasta equipos enteros ante un resultado abultado (aunque sea mentiroso) y liquidarlos ante el primer desliz. Que no sea el caso. Lo importante, para todos, todavía está por venir.

Top