Aquí
Home > aDestacadas > Una buena y una mala en Tembladerani

Una buena y una mala en Tembladerani

Foto: Agencia Marka Registrada

Tras el día de descanso por los problemas sociales, Bolívar volvió al trabajo con algunas novedades, una en cada uno de los extremos del campo de juego, porque Fernando Laforia recibió el alta médica y se sumará al grupo, mientras que la mala noticia apareció con Marcos Riquelme, que no trabajó con normalidad.

El arquero se sentó ante los medios y mostró su felicidad porque recibió los resultados de la ecografía en la que confirman que el desgarro cerró por completo, por lo que ya se sumará al trabajo con el grupo para ir ganando y recuperando fuerza física. El arquero también descartó cualquier idea de someterse a una cirugía por el problema que acarrea en el hombro izquierdo, al menos hasta que termine el campeonato, no lo hará.

Sin embargo, el que no entrenó con normalidad, fue Marcos Riquelme. El pelado padece de una sobre carga muscular en el gemelo de la pierna izquierda y por eso entrenó de manera diferenciada, aunque todo apunta a que no habrá ningún inconveniente en contar con él, en el juego en Cochabamba ante Aurora.

A propósito esa es una consigna en todos los jugadores en tembladerani, saben que para seguir peleando arriba en el campeonato, es clave sumar fuera de casa “Tenemos que aprovechar que los que están arriba no se dispararon, es el tiempo de sumar fuera de casa para pelear el título en este campeonato que tiene todo tan cerrado”, explicó Laforia, pero es un pensamiento común en la Academia.

Síguenos
Top