Ángela Castro una abanderada ejemplo para Bolivia

La marchista Angela Castro será la encargada de llevar la bandera de Bolivia en los Juegos Olímpicos de Río, así lo confirmó Marco Arze, presidente del Comité Olímpico Boliviano.
Foto: Susana Mamani
Foto: Susana Mamani
Foto: Susana Mamani

La marchista Angela Castro será la encargada de llevar la bandera de Bolivia en los Juegos Olímpicos de Río, así lo confirmó Marco Arze, presidente del Comité Olímpico Boliviano y recibirá la tricolor de manos del Presidente Evo Morales el próximo 26 de julio en el Palacio de Gobierno.

Ángela es campeona Sudamericana, y llegó a la cita máxima con una marca mínima, luego de mucho esfuerzo y entrenamiento bajo el mando de Marta Marín. Logró la clasificación a Río en el Circuito Internacional de Marcha realizado en marzo en Chihuahua, México, con un tiempo de 1h35m06s. Pero hace poco en el Mundial de Atletismo de Roma, pulverizó su registro mínimo, hizo 1h30m33s y logró un nuevo récord nacional que pertenecía a Giovana Irusta durante doce años.

Pero no sólo eso, la carrera de Ángela tiene una dura historia de vida que el propio sitio de Rio 2016, reflejó hace poco en su página web, es que la paceña, nació con una displasia de cadera, al momento de nacer, los médicos le provocaron la lesión en la cadera al momento de nacer y tuvo que batallar con eso. Los médicos ofrecieron una costosa cirugía, y ante los bajos recursos, la familia optó por un yeso (a sus dos años) y muchos meses de fisioterapia. Cuando se curó los médicos sugirieron que no haga deporte en su vida, pero ella desafió a la ciencia y como lo explica “Yo decidí que podía intentarlo y hasta ahora nunca me molestó la cadera. Dijeron que no podía hacer deportes y aquí estoy, clasificada a los Juegos”, y no sólo eso, será la abanderada de Bolivia.


Estamos trabajando para que no falle nada en el Mundial y aún necesitamos el apoyo de nuestra comunidad Latera: ➡️ late.com.bo/apoyanos/
Total
0
Shares
Related Posts
Read More

Con complicaciones, Bolívar agrandó su ventaja

Bolívar consiguió mantenerse en el la cima de la tabla y agrandar su ventaja con los escoltas tras superar a Petrolero por 2 a 1 en un partido donde se complicaron solos los académicos.