Cómo se dice “Jogo Bonito” en alemán (?)

A Brasil le hicieron siete goles en su casa, un suceso imborrable de nuevo en la historia de los Mundiales para Brasil.

2401839_big-lnd

A Brasil le hicieron siete goles en su casa, un suceso imborrable -de nuevo- para la selección verde-amarela otra mancha en la historia de los Mundiales.

La diferencia entre este 8 de julio de 2014 y aquel 16 de julio de 1950, es que ahora las esperanzas por clasificar eran una gran ilusión. No existía la soberbia como hace 64 años en Brasil. Sucede que las cosas cambiaron, el poderío Alemán en el campo, brilla más fuerte que la alegría de la canarinha, que sufrió como pocas veces un Mundial.

Para colmo, sumaron la baja de Neymar y Thiago Silva, dos de los elementos claves del equipo de Scolari. El 10 era un jugador símbolo, un factor de equilibrio entre el desastre que fue la selección de Brasil y las ráfagas de buen fútbol que intento en su Copa del Mundo. Sin él las dudas eran más grandes, Alemania aprovechó más la ausencia de Thiago Silva que la de Neymar, con su orden táctico explotaron lo que hasta una noche antes era el punto de partida de todos los miedos en Brasil.

La disciplina de un proceso de seis años de trabajo -que bien pueden ser ocho- hicieron añicos a la improvisación de una selección sin pilares que sostengan una ilusión, creada por resultados que se fueron dando en los hombros de tres individualidades, de las cuales dos estuvieron ausentes, y a David Luiz no le alcanzó.

En 1950, Brasil era la gran favorita, era la selección que sin jugar ya había ganado, la gente tuvo una gran decepción y las imágenes de un pueblo sufriendo se explicaban en el llanto de un país seguro del triunfo. Ahora en 2014, las lágrimas eran de impotencia, un golpe al ego futbolero de un país que vive su pasión como pocos.

El fútbol viene mutando gracias a la globalización, y de aquel “Jogo Bonito” de la canarinha, hace rato que no sabemos nada, el “tiki taka” de España lo había reemplazado hace algún tiempo, pero la disciplina alemana seguía cocinando su versión. El equipo de Löw tiene algo que España hace poco y Brasil hace mucho no tienen, y es el orden táctico, la planificación, y la disciplina a la hora de entender la lectura de los partidos como bloque, como un gran equipo.

A eso le suman la habilidad individual y la voraz manera para definir partidos, claro, sin olvidar la gran potencia alemana a la hora de enfrentar los retos. La versión con la que Alemania llegó a Brasil 2014, es lo más cercano al “Jogo Bonito” en los últimos años, faltará bautizarlo, algunos quieren llamarlo el nuevo “Tiki Taka”, por ahora será simplemente lo más cercano a la perfección de un fútbol ordenado y efectivo.

Total
0
Shares
Related Posts
Read More

A Insua no le pesan las críticas

El entrenador de Bolívar, Ruben Dario Insúa ha sido el blanco de todas las críticas tras la derrota ante Racing por la Copa y ante Ciclón por el torneo local. Algunos medios de comunicación inclusive llegaron a poner en duda su continuidad al frente de la Academia paceña.