COSTA RICA 1 – ITALIA 0: Historia de una sorpresa

bryan_crFoto: Fifa.com

Había una vez, en un grupo del Mundial que lo llamaban de la muerte, cuatro contrincantes de distinto pronóstico. A tres de ellos, ex campeones mundiales, les decían que iban a tener que pelearse por el primer lugar. Dos de ellos, europeos, pensaban en cómo ganarse entre sí y veían a quien más sacarle puntos. Otro más, sudamericano, quería medir si su historia estaba a la altura de la gloria actual. El último, centroamericano, miraba a todos en silencio.

Cuando el fútbol comenzó, no sólo con callar al sudamericano, sino que los europeos mismos debieron hacer mutis en el foro. José Luis Pinto, entrenador de este equipo sorprendente, los ordenó y los mandó defender según un buen libreto: cinco parados en el fondo, Gamboa, Duarte, Umaña, González y Díaz. Tan bien lo hicieron, que siempre dejaban a Italia en off side, porque sabían dónde y cuándo moverse.

Avisaron un par de veces en el 1T y hasta les robaron un penal a los 40”. Pero dos minutos después, Bryan Ruiz empalmó un cabezazo y el bueno de Buffon la vio entrar, solo un poco pero entrar al final. Por si las dudas, la Goal Line Technology certificó el tanto.

Y después del descanso, nada, pésima lectura de Prandelli y guión repetido: Italia tratando de armar jugadas en el medio y Costa Rica parándose a cortarlo todo lejos de su arco. tanto así que a Keylor Navas, el buen guardameta del Levante español, no se lo vio mucho, salvo dos intervenciones con oficio. Entretanto, Joel Campbell volvía loca a la despintada zaga italiana, que no hallaba cómo conectarse con un mediocampo donde Pirlo parecía tener la excesiva responsabilidad de conectarse con Balloteli y generar peligro. Pero nada. Incluso la entrada de Ureña hizo temblar a Chiellini y Abatte cuando se animó un par de veces. Al final, una Costa Rica ordenada y consciente de su capacidad dejó la alegría para los festejos y sacudió a una Italia abúlica, sin iniciativas y que nunca puso en riesgo el resultado inicial.

Cada cierto tiempo, llega un equipo que te rompe pronósticos, te hace perder plata en las apuestas y te obliga a recordar que esta dinámica de lo impensado es lo que hace bello al deporte más lindo del mundo. Y colorín colorado, para los Ticos esta historia solo ha comenzado.

Total
0
Shares
Related Posts
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com