Día 23: Comienzan las despedidas

Apenas hemos terminado la ronda de octavos de final y ya comenzamos a ponernos nostálgicos
Foto: @btoae / Late!
Foto: @btoae / Late!

MOSCÚ. Apenas hemos terminado la ronda de octavos de final y ya comenzamos a ponernos nostálgicos, la Copa del Mundo comienza a avisarnos que ya estamos en la etapa final.

Si, cuando terminó el partido Colombia – Inglaterra, caímos en cuenta que fue nuestro último asiento VIP del Mundial, Spartak Stadium nos dejó experiencias únicas, siempre nos trató como visitantes de lujo, su tribuna de prensa eran las primeras filas del sector preferencial del escenario, siempre nos tocaba fila 1,2, en el peor de los casos fila 10, era como ser parte de las selecciones, compartir con cuerpos técnicos y hasta tener a James sufriendo a lado nuestro, el Otkrytie Arena de Moscú, ha sido un protagonista estelar en esta experiencia de Mundial, lo aseguro para mi, pero lo sé de muchos, centenares de colegas que vivieron lo mismo. No cabe duda que lo vamos a extrañar, no cabe duda que va ser difícil olvidarlo.

Desde el primer día que llegamos respiramos un aire distinto en esa zona de Moscú, y me hacía una pregunta que la puedo responder hoy ¿Los estadios tienen vida?, y yo puedo afirmar que sí, el Spartak Stadium, no es uno de esos monumentos históricos de los tantos que hay en esta hermosa ciudad, pero tiene algo que pocos estadios tienen en la Copa del Mundo, es futbolero en serio. Aunque no pudimos conocer el museo del Spartak, porque de momento el estadio le pertenece a FIFA, y aunque no vimos al Spartak (el más ganador y actual campeón Ruso) en acción, se respira esa vibra de 45 mil almas que alientan como en los mejores estadios del mundo.

Siempre supimos que iba a ser especial ir a visitarlo, allá vivimos el debut de Messi ante Islandia (Fila 10), el Polonia – Senegal (Fila 2 con el cuerpo técnico de Polonia delante nuestro), Bélgica – Túnez (Fila 1 atrás de la casamata Belga), Brasil – Serbia (Fila 1, atrás de la casamata de Brasil), y el Colombia – Inglaterra (Fila 1, a lado de James y Miguel Borja), en definitiva, en cada partido, por la cercanía, por el contacto directo con los protagonistas, fue como ponernos un casco de realidad virtual y ser parte del espectáculo, desde adentro.

Gracias por tanto Spartak Stadium, fue un placer, un privilegio conocerte, es una lástima que seas el primer estadio del que nos despedimos en Rusia 2018.


Estamos trabajando para que no falle nada en el Mundial y aún necesitamos el apoyo de nuestra comunidad Latera: ➡️ late.com.bo/apoyanos/
Total
0
Shares
Related Posts