El fútbol y los impuestos una historia sin fin

Un informe detallado del tema impositivo en el país de la selección campeona del mundo revela que el tema que hoy sacude a Bolivia es un mal estructural mundialmente.

i_pagina-siete-refleja-la-deuda-millonaria-de-la-fbf-con-impuestos_13430
La caricatura tomada del diario: Página Siete

Una revista española llamada “Mientras tanto”, hizo un informe detallado del tema impositivo en el país de la selección campeona del mundo. Nosotros traemos el tema a nuestra redacción pensando en que en Bolivia está pasando algo similar -salvando todas las distancias de cifras y logros deportivos-

La relación entre dicho informe y la realiadad de la FBF nace en que el secretario ejecutivo, Alberto Lozada, anunció que se anulará el contrato firmado por los derechos del Mundial de Rusia 2018. Y también anuncia que no se firmarán más contratos en el país.

Según el informe de Miguel Ángel Mayo se desnuda a la situación de un país con tanta riqueza “futbolera” pero desde lo tributario no es tan reluciente como parece.

En 2009-2010 un estudio realizado por el profesor de la Universidad de Barcelona José María Gay de Liébana expone el análisis de las cuentas de los clubes: Los datos arrojan que los ingresos son por un importe de 1.610 millones de euros, mientras que los gastos ascienden a 1.823, generando por tanto un déficit de explotación de 213 millones de euros anuales. Dicho de otra manera, por cada 100 euros que ingresa un club español, se gasta 113. Podemos decir que estamos ante un endeudamiento sistemático de los clubes de fútbol.

Algo similar pasa en Bolivia, no sólo con los clubes, la Federación tuvo esta filosofía de gastar más de lo que tiene, y esto data de gestiones pasadas, por eso es que las deudas de la FBF que terminó de pagar hace un par de semanas datan de la época de 1994. Pero nadie le puso una cura al tema y las gestiones siguieron siempre -cómodamente realizándose- con impunidad y sin preocuparse de las obligaciones.

En España hubo en su momento un cierto “perdonazo” al fútbol que reducía las deudas, pero evidentemente esto se hizo en circunstancias no públicas y de modo sospechoso, por lo que llamó la atención del La Comisión Europea (CE) que aún investiga la reducción de la deuda. Y también como “ayuda” en su momento decretaron la “Ley Beckam”  (vigente entre 2005-2010) que favorecía a los extranjeros para que tributaran mucho menos que los residentes, intentando hacer que los clubes como fue el caso del crack inglés en el Real Madrid la acaten.

Si seguimos acatando este contexto del fútbol español a nuestra realidad; Es que los clubes viven imploarando al Gobierno de turno y la misma Liga pide que hayan facilidades tributarias -que a la larga como pasó en España- terminan siendo armas de doble filo, ya que después de 2010 los clubes no pudieron acoplarse a estas facilidades y las deudas con la entidad recaudadora se aumentaron al punto de que en 2012 la deuda de los clubes de primera (solamente) llegan a 690 millones de euros aproximadamente según informó La Voz de Galicia.

Ahora, el Servicio de Impuestos Nacionales no golpea a los clubes, por ahora, golpea a la Federación, que siendo sinceros desde 1997 pocos han sido los éxitos de la selección.En España que es la múltiple campeona se tiene que acompañar al éxito deportivo, con un éxito económico -sin duda alguna- y las arcas fiscales debían ser también beneficiadas si seguimos una secuencia lógica.

Pero no es así, por ejemplo en la Euro 2008, España pactó un premio de 250.000 euros por cabeza si conseguían el título y el ente tributario no vio un peso de esto, porque la prima se tributó exclusivamente en Austria, al 20%, debido a un viejo convenio austro-español que data del año 1966.

Algo similiar sucedió en Sudáfrica 2010 que estipularon un premio de 600.000 euros por jugador si se conseguía el título, el convenio de doble imposición con España era similar, de modo que si cotizaban por esta cantidad a la Hacienda de Sudáfrica (donde se celebró el campeonato y, por tanto, donde fiscalmente se realizó el trabajo por el que se obtiene una renta a modo de remuneración), iban a pagar un tipo impositivo del 21%. Pero si lo tributaban en España, el pago iba a ser del 43%. Claramente realizaron los pagos en Sudáfrica generando muchas voces de reclamos en los ciudadanos españoles de por qué el fútbol tiene esa posibilidad de tributar de ese modo y no en España como todos los trabajadores.

En la Euro 2012 habían dos opciones, un convenio bilateral entre España y Polonia permitía pagar el 20% en la sede del evento, o bien el 52% en España. Una elección fácil sin duda para los dirigentes españoles, que sin embargo, el Gobierno de Polonia hizo más fácil al suprimir todas las tasas a los futbolistas, a las federaciones que participan y a la organización. Es decir, las rentas en Polonia derivadas de la Eurocopa 2012 estuvieron exentas de impuestos.

Los eventos de FIFA, UEFA, Conmebol, y cualquier otra asociación del fútbol son un negocio redondo, que buscan socios estratégicos, como los gobiernos. Eso en Bolivia no está pasando, la deuda de la Federación Boliviana de fútbol se está haciendo insostenible y casualmente el país será sede del Sudamericano Sub 15 en Noviembre. Para el certamen prometían hacer un nacional selectivo de jugadores, ahora la reacción inmediata fue postergar el certamen por que le congelaron las cuentas.

Seguramente el discurso nuevo será que los impuestos están matando al fútbol, aunque todos los que pagamos impuestos sepamos que los que lo dirán, en lo último que piensan es en los impuestos y obligaciones, y ese, es el real motivo de la agonía de nuestro fútbol.

Total
0
Shares
Related Posts
Read More

La fecha con goleadas y con un claro corte en la tabla

La fecha nueve ha dejado dos cosas claras, las diferencias entre los de arriba y los de abajo es así, con muchos goles, el propio "bicamepón" de América fue humillado ante un intratable Ecuador. Uruguayo goleó a Venezuela y es el nuevo puntero, mientras que Brasil apabulló a Bolivia.