Empate en un interminable clásico cruceño

Fue un clásico opaco, sin luces, sin brillo, con peleas, expulsados, discusiones y un activo VAR que Dilio Rodríguez no supo administrar bien.
Foto: Agencia Marka Registrada

Duró más de 120 minutos en los que el tiempo efectivo de juego fue bajísimo, es que el Clásico Cruceño entre Blooming y Oriente Petrolero que terminó igualado a dos, fue demasiado peleado, discutido y complicado arbitralmente.

Primero Blooming se puso en ventaja con un gol de Fernando Arismendi, una de las figuras del Celeste, pero casi de inmediato Mercado anotó el empate, gol que no sumó en el marcador, porque el VAR sugirió una mano, que nunca tuvo una imagen clara para salir de dudas, sin embargo, fue Dilio Rodríguez el que tomó la decisión de invalidar la jugada.

Luego llegó el gol de Facundo Suárez que igualó el juego. Pero el árbitro se apuró un poco y por doble amarilla expulsó a Zeballos, ahí se rompíó el partido, Oriente se salio de sus casillas y el juego entró en un bache que el árbitro no supo salir, reclarmos, peleas, y un primer tiempo de 66 minutos. Es que sobre el final, otra vez el VAR llamó al juez y le sugirió un posible penal que terminó sancionando y fue el segundo gol de Blooming con Julio Herrera.

Ya para el segundo tiempo, Platiní paró un equipo más equilibrado, sin Henry Vaca en cancha, que apenas jugó 45 minutos, el Refinero comenzó a buscar el arco de Urezaña, y encontró su premio de tiro libre, Hugo Drrego igualó el partido.

El resultado fue definitivo, aunque en la última pelota de peligro del juego, Oriente anotó el tercero, pero el gol no sumó, luego de más de cuatro minutos trazando líneas, el VOR le comunicó a Dilio Rodríguez que había offside, aunque la imagen nunca fue clara, poniéndole final al Clásico en más de 120 minutos de partido y con un empate con sabor amargo en ambos equipos.


Estamos trabajando para que no falle nada en el Mundial y aún necesitamos el apoyo de nuestra comunidad Latera: ➡️ late.com.bo/apoyanos/
Total
14
Shares
Related Posts