Hay días que el arco se cierra y se cierra…

hay una máxima que no tiene un dicho -pero se siente en el ambiente- un palo y un gol inmediatamente errado bajo el arco, suelen ponerle un candado a la puerta de gol.
willi arco
Foto: Pagina Siete

Sucedió en La Paz, las máximas del fútbol suelen ser así, “dos cabezazos en el área son gol”, “corner mal tirado, gol cantado”, son máximas que se aplican en algunos partidos, pero hay una máxima que no tiene un dicho -pero se siente en el ambiente- un palo y un gol inmediatamente errado bajo el arco, suelen ponerle un candado a la puerta de gol.

Le pasó a William Ferreira y Bolívar en el Siles, el segundo tiempo -decidió jugar el conjunto académico- luego de un pasivo primer tiempo, en el complemento abusando del centro y pelotazo por la cerrada defensa de Sport Boys, encontró la cabeza de Ferreira en el área, la pelota se estrelló en el palo, y Arrascaita recibió el balón, ya vencido Mercado miraba el centro cortito del yungueño para Ferreira, el goleador no pudo empujarla, a medi metro de la línea y sin arquero, la pelota fue por un costado, era el recorrido menos probable de la pelota tras el impacto del uruguayo. Pero pasó, y ahí se cerró el arco en el Siles.

El partido tuvo muchas más chances, siempre bien resueltas por Miguel Mercado, sobre todo aquella última que la pelota tampoco pudo ser bien empujada sobre la línea y el arquero voló para sacarla -ante la duda de todos- si entró o no ese balón el juez dio continuidad al 0-0 (lamentable la TV no tiene imágen que aclare esta jugada, así estamos) y se le acabó el tiempo a los celestes que incluso pudieron perder el juego.

El 0-0 olía fuerte desde aquel palo de Ferreira y no nos equivocamos el partido terminó así, sin goles en el Siles.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=IHrJGxDY2DM[/youtube]

 

Total
0
Shares
Related Posts
Read More

Villegas debuta con Oriente ante Real en el Tahuichi

Oriente recibe a Real Potosí desde las 17:15 en el Tahuichi, para los Refineros será un volver a comenzar bajo el mando de Eduardo Villegas, que vuelve al fútbol boliviano para sustituír a Wilson Gutiérrez, mientras que para Real Potosí será un nuevo intento por salir del fondo de la tabla, aunque la crisis institucional parece afectar también al equipo.