Ir al fútbol en Brasil, distinto a ir al Mundial en Brasil

Una experiencia apasionante, aprovechar esos días de más que las combinaciones aéreas nos obligan a hacer.

santos_palmeiras

Una experiencia apasionante, aprovechar esos días de más que las combinaciones aéreas nos obligan a hacer para asistir a uno de los muchos, partidos prometedores de la fecha 10 del Brasileirao.

Santos – Palmeiras, Corinthians – Internacional, entraban en el rango de acción la noche previa a dejar Sao Paulo. La elección fue sencilla, amigos de Santos y conocer un nuevo estadio -ya que el TImao jugaba en su nueva casa, ya visitada para la Copa del Mundo- inclinaron la balanza para ir a Vila Belmiro.

No fue una mala decisión, un viaje de una hora y monedas, con un paisaje apasionante, para conocer un lado que Sao Paulo todavía no nos había mostrado, las favelas de la gran ciudad, la naturaleza que divide la capital del estado con la ciudad de Santos, todo fue perfecto preámbulo de lo que sería la gran despedida del fútbol en Brasil.

Luego de aquel 7-1 en el Mineirao, me preguntaba Priscila Quiroga en Radio Melodia de La Paz, en uno de los contactos que hicimos, qué iba a pasar con esa gente, qué podía suceder en Brasil, mi respuesta días antes fue contundente, “no va a pasar nada, este país va a superar esa tristeza y todo volverá a la normalidad”, demasiado normal todo, la CBF por la tarde anunciaba a Gilmar como “el nuevo Parreira” y confirmaba que el martes se conocerá al nuevo DT, y que será brasileño –es casi un sacrilegio pensar en un extranjero- Lo peor, suenan Dunga y Luxemburgo, dos autores materiales de la realidad de la canarinha, nada va a pasar en la CBF, la comodidad en la que vive la dirigencia del fútbol en Brasil es simplemente asquerosa, no quieren cambiar mucho para no despeinarse, no vaya a ser que se caiga algún billete por el suelo. Esa realidad es la que hace que en Brasil el pesimismo de cara incluso a Rusia 2018 sea grande.

Pero la gente que de verdad sufrió el 7-1, hizo su luto en silencio, sin escándalo, vandalismo, esperaban por que vuelva su liga a la cancha. También entendimos que la gente que va al estadio a ver a su selección en el Mundial, no es la gente del domingo a domingo en las tribunas, como en casi todo el Mundo.

santos_gente

santos_estadio

La llegada a Santos nos chocó con una atmosfera de fútbol en serio, no había un cerco de dos kilómetros, uno se abre paso entre las cervejas, los puestos de calabresa y los hinchas que comienzan a cantar desde la calle.
Accesos libres de controles, y llenos de pasión, Santos era local, claro el blanco y negro predominaba en la cuadra previa al hermoso estadio, entramos y el ambiente era de fútbol, ese que en Mundial a veces falta, bien de cancha. No sonaba “Get Lucky” a todo volumen, había porristas en la cancha bailando una canción típica de su equipo, animando a la gente a que se integre a la fiesta, no callándola con el volumen de la música.

La voz del estadio daba las alineaciones, además información… “El debut, primer jogo da entrenador argentino Ricardo Gareca”, dijo en su presentación de la visita, la gente de Santos casi ni se inmuto, seguía aplaudiendo a su equipo que acababa de ingresar en medio del terreno de juego, rodeado por dos ballenas -macotas del peixe- que luego fueron el delirio, hicieron gestos a la hinchada visitante –incitación a la violencia en Argentina, diversión en Brasil- nadie lanzó nada, nadie se ofendió, los palmeirenses y santistas gozaron el momento a su manera.

El juego fue entretenido, Santos ganó, con un golazo del manual del cabezazo de Bruno Uvini y un tranquilizador tanto de Alison, Gareca se fue sin ganar en su debut, dejando la imagen de ser un caballero, respetado por los medios brasileños, y un “portuñol” que dejó muchos comentarios, pero sobre todo por su buena intención de “falar en portugués”.

santos_porristas

santos_porco

santos_hinchada

santos_ballena

El duelo de hinchadas, el sufrir de los hinchas, el color de Vila Belmiro, sin duda fue un lindo baño de pasión futbolera en uno de los países con más historia en este deporte. Sin duda nos limpió el alma, el 7-1 era un recuerdo raro, Brasil y su hinchada en el Mundial, eran un recuerdo extraño, insultando a Dilma en plena final de la Copa, algo no cuadraba, la verdadera gente del fútbol en Brasil es otra, es la que se apasiona por sus colores, la que vibra todos los domingos, lejos de los lujos y ostentaciones de FIFA, o los insultos “políticos”, la que a pesar de las decisiones de la CBF, sigue incondicional apoyando a su “time no Brasileirao, a melhor liga do continente”, es la que conocimos en la fecha 10. Este es el verdadero futebol do Brasil, muito prazer de conhecer…

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=neBIfOwuAzY[/youtube]
Total
0
Shares
Related Posts
Read More

Bargas y Bolívar, la historia comenzó hace tres años

Hugo Bargas, delantero franco argentino fue finalmente presentado por el presidente de Bolívar , Guido Loayza. Tanto la institución como el jugador lograron concretar una vinculación que se buscó desde hace tres años.

En el sur manda la U

En una tarde lluviosa en la capital Universitario hizo respetar su localía adueñándose del primer clásico del sur del año, reafirmando su liderato y manteniendo su invicto en la Liga del fútbol profesional boliviano.