La República de Corea cooperará con el Ministerior de Deportes

El Ministerio de Deportes suscribió este martes un acuerdo de entendimiento deportivo con la República de Corea.

nota ministerio

 

El Ministerio de Deportes suscribió este martes un acuerdo de entendimiento deportivo con la República de Corea.

El ministro Tito Montaño, a tiempo de suscribir el mencionado convenio apuntó el doble objetivo del mismo, que marca etapas en la preparación a los Juegos Sudamericanos de 2018 y consolida ese estrecho trabajo de cooperación entre el Estado Plurinacional de Bolivia y la República de Corea.

A través de este acuerdo, Bolivia accederá a programas de colaboración en las áreas de ciencia, tecnología, infraestructura deportiva, medicina, lucha contra el dopaje, administración, protocolo, logística, mantenimiento de equipamiento deportivo y documentación deportiva.

Otro de los objetivos que tiene este acuerdo es promover la cooperación mediante el intercambio de expertos y líderes deportivos, así como la participación en proyectos de forma conjunta.

“Este acuerdo muestra que no solo se está priorizando el tema de la preparación de los deportistas, sino también el de otras áreas, como infraestructura, logística, protocolo y medicina deportiva. Son convenios de fortalecimiento del deporte boliviano”, dijo Montaño quien pidió en forma concreta asistencia para la natación y tiro con arco, aparte de taekwondo, disciplinas en las que Corea se ha destacado y la logrado preseas mundiales.

El embajador de Corea, Jong-cheol Lee destacó que “la lejanía geográfica no es obstáculo para el entendimiento de dos naciones que encuentran en el deporte un punto de encuentro”.

Luego de la suscripción del acuerdo se sostendrán una serie de reuniones para definir agendas, fechas y personas que llevarán adelante esta tarea de asistencia técnica y deportiva.

Total
0
Shares
Related Posts
Read More

Una muestra de fe terminó en una fiesta inolvidable

Los de Achumani dieron una lección de esperanza de fe, cuando terminó el partido del 7 a 2 en el Hernando Siles, pocos quisieron moverse, las gradas seguían siendo una fiesta, el equipo ya estaba en el vestuario y de repente en Warnes pasó lo que parecía imposible.