Los aspectos que hacen la mediocridad del fútbol

La realidad del fútbol boliviano es dura y lo que sucedió esta semana con la eliminación de la Sudamericana es la consecuencia de una sumatoria de aspectos.

000was7779363

La realidad del fútbol boliviano es dura y lo que sucedió esta semana con la eliminación de la Sudamericana de Blooming, Real Potosí, The Strongest y Oriente es simplemente la consecuencia de una sumatoria de aspectos que acaban en frustraciones. Los futbolistas no se alimentan bien, se entrenan mal y los clubes no tienen estructuras estables para un buen trabajo. Especialistas y gente del fútbol sacan conclusiones del bajo nivel.

Según la nutricionista Fabiola Égüez -con experiencia de haber trabajado en Blooming-, la alimentación pasa “no porque los futbolistas quieran comer mal, sino porque no saben comer”.

Sin una buena alimentación es muy difícil una recuperación rápida. “Pero es que, además, no hay una cultura, no nos enseñan”, señaló Juan Manuel Peña, con amplia experiencia en la selección y en Europa. Él asegura que cuando salió fuera del país recién supo lo que debe comer un deportista de alta competición.

En la Sudamericana que ya es historia, se vio a futbolistas bolivianos gordos, que incluso fueron motivo de comentario de los periodistas que relataban los partidos. Pero además, la superioridad técnica y de velocidad fue abismal. “Es que en el país se entrena al 60 o el 70%…, pero eso es una cuestión personal, porque algunos con ese porcentaje les basta con ser titulares el domingo; sin embargo, la diferencia se nota cuando se enfrentan a equipos de otro país”, apuntó el excapitán de la selección.

“Hay que modificar los conceptos de entrenamientos para cambiar nuestro nivel”, sostuvo Álvaro Peña, ex seleccionado nacional, que estuvo cinco temporadas en el cuerpo técnico del Dínamo de Kiev 2, de Ucrania. Peña cuestiona los sistemas defensivos que muestran nuestros equipos a escala internacional. “En los 10 primeros minutos del segundo tiempo, Oriente (ante Guaraní) demostró que se puede jugar presionando en el campo contrario, por eso estoy seguro de que nuestros jugadores pueden dar más, pero eso se trabaja en las prácticas”, indicó Peña.

El fútbol lento, sin ‘explosión’ ni dinámica que se vio en los equipos bolivianos no es casualidad, pues son varias las causas. Para el preparador físico Juan Yucra, que trabajó en varios clubes grandes del país, los objetivos de la preparación física en la pretemporada se cumplen a raja tabla en algunos clubes, otros hacen improvisaciones de sistemas de entrenamiento, pero “hay entrenadores que no tienen un paradigma de trabajo sistémico definido, entonces difícilmente se podrán fortalecer las variables físicas condicionales de los futbolistas, y peor si a eso se asocia la mala nutrición, la debilidad sicológica y los malos hábitos”, afirmó Yucra.

Ramiro Loguercio, expreparador físico de Oriente y ahora de Universidad de Concepción de Chile, explica que también influyen en el bajo nivel del fútbol boliviano el hecho de que no hay condiciones laborales para entrenarse de la mejor manera.

“No solo depende de la calidad de entrenamiento, sino también del nivel técnico y físico de los jugadores”, agregó Loguercio

SE VIENE EL SUB 15 Y BOLIVIA, SIN SELECCIÓN

Bolivia será anfitriona del Sudamericano sub 15, a llevarse a cabo del 12 de noviembre al 1 de diciembre en Tarija y en Santa Cruz. A tres meses de que se inicie el torneo, aún no está la selección y el cuerpo técnico, a la cabeza de Douglas Cuenca, fue nombrado recién hace 24 días.

Hoy comienza en Oruro el Nacional sub 15, que concluirá dentro de una semana, al que asistirá Cuenca para hacer un seguimiento a los jugadores y lanzar la nómina de convocados, el 24 del presente mes.

Quiere decir que el equipo nacional llegará al Sudamericano con dos meses y medio de trabajo, mientras otras selecciones se preparan el año redondo disputando torneos amistosos.

Debido a esa improvisación, en las selecciones menores se cosechan malos resultados. Las selecciones sub 15, sub 17 y sub 20, en sus últimas participaciones, terminaron en la cola de sus respectivos grupos (ver tablas).

LOS REFUERZOS SE CONTRATAN POR VIDEO

La contratación de refuerzos en Bolivia es un juego de azar, pues los clubes optan por el video a la hora de elegir a los extranjeros que en muchas ocasiones, terminan decepcionando. Son pocos los que logran convencer y mucho menos los que llegan con trayectoria reconocida.

El tema económico es una limitante para traer a jugadores con trayectoria, y ese el mismo factor que impide a los clubes observar refuerzos en diferentes países, por lo que el video se convierte en el medio más económico, pero el más ‘peligroso’, ya que lo que se ve en una TV no siempre es lo que se muestra en cancha.

“Los empresarios nos envían videos y el director deportivo, Marcelo Carballo, los mira, al igual que el técnico, y luego eligen al que creen conveniente”, señaló Gudson Menezes, dirigente de Wilstermann. Todos los clubes, además de video, piden referencias a amigos de los países de donde vienen los refuerzos; sin embargo, eso no es garantía porque varios no convencen.

“En lugar de seis hay que contratar a dos de buen nivel”, apuntó Álvaro Peña.

Fuente: Informe especial de Gery Zurita y Rainer Durán -para  EL DEBER

Total
0
Shares
Related Posts
Read More

Una logística poco habitual para la Liga

Bolívar terminó la fecha 17 del Clausura en el noveno puesto, muy cerca del fondo y con una goleada ante Petrolero de Yacuiba de 4 a 1, equipo que busca salvarse del descenso esta temporada. Un hecho particular en la previa de este partido tiene que ver con la logística que se preparó para el cuadro celeste, y es que como ningún otro club del fútbol boliviano, Bolívar llegó en vuelo privado a Yacuiba minutos antes del encuentro.
Read More

Carlos Tenorio es el primero en dejar el Toro

Es un secreto a voces, en Warnes habrá una salida masiva de varios jugadores que han rendido poco a pesar de haber llegado como grandes figuras, el primero en irse es Carlos Tenorio, que no tuvo una mala Copa, pero jugó poco por tener muchas y constantes lesiones.