Los secretos de la temible delatera de Brasil en Qatar 2022

Tener un equipo en pleno 2022 con cinco delanteros ha sido una grata sorpresa, digna de analizar.

El poderío ofensivo de Brasil, liderado por la actividad de Richarlison (delantero), la amplitud de Vinicius y Raphinha (extremos) y la llegada por dentro de sus interiores ofensivos (Neymar y Paquetá) despedazó con facilidad a la selección de Corea del Norte. El talento individual es importante, pero también lo es el planear la mejor forma de convertir ese talento en juego de equipo y en efectividad ofensiva. Aquí hacemos un breve análisis de cómo lo hizo Brasil ante Corea del Norte.

Brasil formó con un sistema 4-3-3, con Paquetá de interior derecho, mixto se podría decir, y Neymar de interior izquierdo adelantado. Neymar cerca de Vinicius, ambos a perfil cambiado por izquierda, y la cercanía de Paquetá y Raphinha, ambos a perfil cambiado por derecha, le dan a Brasil la posibilidad de cambiar la orientación del ataque con cierta facilidad hacia la banda opuesta y de que quienes lleguen desde esa banda opuesta lo hagan de frente, con posibilidad de definir. Esa es una de las claves ofensivas de este Brasil, desequilibrar por una banda y finalizar por la otra.

Lo interesante del planteamiento inicial de Tite fue la disposición de los defensores y centrocampistas a la hora de posicionarse en campo rival. Militao inició como lateral derecho, pero Tite prefirió que, a la hora de atacar, el equipo forme una línea de 3 con Marquinhos como eje y Thiago Silva y Militao como stoppers. ¿Qué pasó con Danilo? El lateral izquierdo del equipo se interiorizaba para poblar el medio con Casemiro y permitir la subida libre de los interiores, sobre todo de Paquetá, que era el interior más retrasado.

Esta disposición de 3-2-5 en campo rival posibilitó que se encuentren líneas de pase directas con los extremos, ya que juntaba rivales por dentro, donde Corea debía cubrir a los 3 centrocampistas brasileños + Danilo.

Repasemos cómo llega el primer gol. Brasil inicia posicionado en campo rival con ambos extremos bien abiertos, y busca a uno de ellos, Raphinha. Tras el desequilibrio de Raphinha, los 3 jugadores que están por dentro, Richarlison, Neymar y Paquetá, activan sus desmarques hacia el área para definir y/o atraer rivales. ¿Quién aparece solo desde el lado opuesto? Vinicius, que es quien finalmente anota.

El tercer gol no inicia en una situación organizada a favor de Brasil, si no en una transición ofensiva (contraataque), en la que de todos modos se respeta la intención mencionada anteriormente. Richarlison, que tiene a Raphinha abierto por derecha en el inicio de la jugada como opción de pase fácil, prefiere jugar por izquierda, donde tiene a 2 compañeros (Neymar y Vinicius) que pueden atraer más rivales, y así el que llega solo desde el lado opuesto pueda definir. Al ser un contraataque, Paquetá quedó retrasado en la jugada pero, respetando las intenciones del equipo, hace un esfuerzo para llegar. Entre tanto, al ver que faltaba gente en el área rival, Raphinha entra en velocidad para sumarse en esa zona, lo que provoca que esta vez sea Paquetá el que llegue en el lado opuesto, por sorpresa, y anote el tercero de Brasil.

La forma de atacar de Brasil es clara y está sostenida por la calidad individual de sus futbolistas, los rivales necesitan acumular gente en el lado de la jugada para contrarrestar el talento de los brasileños, caso contrario te liquidan, y la llegada por sorpresa desde el lado opuesto fue un arma que Corea del Sur no pudo contener. ¿Podrá hacerlo Croacia?


Estamos trabajando para que no falle nada en el Mundial y aún necesitamos el apoyo de nuestra comunidad Latera: ➡️ late.com.bo/apoyanos/
Total
15
Shares