¿Qué nos deja este semestre futbolero?

[Opinión] Sería un crimen no empezar por lo logrado por Bolívar en la Copa Libertadores de América, nos deja un hecho histórico, un ambiente futbolero muy grato.

gente_camisetas

Sería un crimen no empezar por lo logrado por Bolívar en la Copa Libertadores de América, nos deja un hecho histórico, un ambiente futbolero muy grato y el surgimiento de nuevos amantes del deporte más popular del mundo, obviamente está cadena de éxitos del celeste no es lo único que ha generado todo este frenesí futbolero, la muy buena participación del club The Strongest en el mismo certamen le dio un impulso competitivo y de apego a los colores que uno ama, especialmente en el occidente del país.

El aire futbolero también crece por el hecho de que este semestre nos deja un cerradísimo final del torneo local, donde 4 equipos pelearon el campeoanto hasta le penúltima fecha; Dándole pálpitos de emoción a los hinchas paceños (alentador, con garra, fiel hasta el pitazo final y hasta acostumbrado a campeonar sufriendo), a los hinchas orureños (que anhelan cambiar la historia de los últimos 3 años donde estuvo tan cerca pero se quedaron en el camino), a los hinchas potosinos (que tienen una importante levantada y que buscan ser protagonistas de una Copa Libertadores nuevamente) y a los hinchas capitalinos (que comenzaron con una meta y no quieren dejarla atrás), incrementando de esta manera el amor por el fútbol en distintos lugares del país.

Este semestre nos deja un equipo que a gritos necesitaba del apoyo de su hinchada para escaparle, por el momento, al descenso… nos deja un equipo del pueblo que se siente seguro de poder levantarse a base de puro amor propio, así es como más hinchas visten orgullosos de celeste en Cochabamba.

Por si fuera poco este semestre nos deja algo histórico para la liga, Pando sintió hace poco la emoción de alcanzar una meta con la emoción que sólo este deporte puede dar,… y probablemente Tarija se sume a esta emoción colectiva que cada vez está en crechento.

Eso no es todo, el fútbol en esta mitad del año nos dió gratas sopresas en cuanto a jugadores, una camada de interesantes jugadores que se van afirmando en sus equipos (Castro, Saavedra, Diaz, etc.), un boliviano campeón de un gran equipo liguero de centroamérica (Carlos Saucedo) y un descubrimiento interesante en las inferiores europeas y al que no debemos quitarle los ojos de encima (Gamarra).

El fútbol nos deja estadios abarrotados de gente, nos deja niños que ahora visten diminutas casacas de sus clubes, nos deja viejos hinchas que hace 3 años no le daban nada de importancia al campeonato local y ahora retornan eufóricos a pelear en redes sociales contra quien intente decir algo de sus colores, nos deja banderas y escudos en las casas y en las fotos de perfil, nos deja un sueño aún más grande, que después de seguir palpitando fútbol con el Mundial de Brasil, que Bolívar llegue a la final de la Libertadores, que los 4 equipos que representarán al país en la sudamericana alcancen la gloria futbolera y que se conforme una selección competitiva que nos permita soñar como soñamos con nuestros clubes, con la verde… porque dicen que una buena presencia en clubes es el pie para tener una buena selección y porque dicen que el fútbol es el núcleo socializador de las relaciones humanas y es algo que estamos viviendo ahora.

Eso es lo que hasta ahora nos deja el fútbol boliviano en el año del mundial (más allá de la selección nacional que para sus amistosos con España y Grecia, pareciera que reimprimieron el último documento de convocados).

El fútbol nos deja un claro ganador… no el hincha, no el club,… sólo el fútbol boliviano, porque ahora la gente respira fútbol, ama el fútbol, invierte por una entrada de fútbol, grita fútbol,… todo esto hace que el único ganador sea el más lindo de los deportes del mundo, y ojalá sigamos para adelante. ¡Vamos Bolivia!

Total
0
Shares
Related Posts
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com