Raja Casablanca da el batacazo y es semifinalista

Un error del portero Orozco, aprovechado por Chtibi, y un cabezazo en la prórroga de Kouko Guehi eliminaron hoy del Mundial de Clubes al Monterrey

arquro_casblanca

Un error del portero Jonathan Orozco en la primera parte, aprovechado por Chtibi, y un cabezazo en la prórroga de Kouko Guehi eliminaron hoy del Mundial de Clubes al Monterrey, doblegado por el Raja Casablanca (2-1), en un partido que el equipo mexicano nunca mereció perder por dominio y oportunidades.

Tampoco por fútbol y por ambición, porque siempre propuso y atacó más que su adversario, desde el primer minuto demostró vocación ofensiva y durante todo el duelo ofreció mucho más que el Raja, sostenido en el choque con un gol en una acción aislada, en el minuto 24, y con las buenas paradas de su guardameta: Khalid Askri.

Él fue el indudable protagonista de su equipo, un obstáculo que, por momentos, pareció insuperable para el conjunto mexicano después del 1-0, fruto de un fallo del portero Jonathan Orozco. No atrapó un centro desde la banda derecha de El Hachimi. Su rechace lo aprovechó Chemseddine Chtibi, que empujó la pelota para adelantar al Raja.

El empate llegó tras un magnífico centro de Suazo, que cayó en la cabeza de José María Basanta, que se elevó más que su marcador y que conectó el testarazo para igualar el partido en el minuto 53.

Lo perdió Monterrey, lo ganó el Raja Casablanca, de nuevo con efectividad, la misma que mostró en los primeros 90 minutos, la que realzó en un córner cabeceado por Guehi, el que significó el 2-1 (m. 95), y la que le impulsó hasta las semifinales del Mundial de Clubes, donde jugará en cuatro días frente al Atlético Mineiro brasileño.

En la otra llave el equipo chino Guangzhou doblegó al Al-Ahly y avanzó a la siguiente fase de la competición y será rival del Bayern Munich. Dos goles en la segunda parte le dieron el triunfo al equipo que debutó en Marruecos 2013.

Total
0
Shares
Related Posts
Read More

Las claves del Clásico Paceño 205 en el Siles

El duelo entre Bolívar y The Strongest dejó varias aristas, no sólo desde lo deportivo, también para analizar desde lo extra deportivo, porque ambos equipos usaron el factor sorpresan, ambos tuvieron secretos ocultos hasta el último minuto, ambos extrañaron a sus goleadores históricos, hubo peleas, un arbitraje tímido, tambien hubieron goles, por aciertos pero por errores, todo lo que dejó el Clásico Paceño 205.