¡Terminó la maldición Celeste en Warnes!

Salió el sol en Warnes y el cielo se pintó de Celeste para la Academia.
Foto: Agencia Marka Registrada
Foto: Agencia Marka Registrada

Pasaron siete partidos para que Bolívar pueda festejar en el Samuel Vaca. Hubieron amargos tragos, una goleada de cinco goles y un 3 a 2 que aún duele en la familia Celeste en diciembre de 2016. Por eso la carga que llevaba Bolívar terminó recién en el tercer gol del partido.

Cuando Gery Vargas sancionó el penal para Sport Boys, volvieron todos los fantasmas. Imanol Iriberri puso en ventaja al Toro y el peso del partido pesaba no sólo en lo futbolístico, sino, también en lo mental. Al volver de del descanso el partido tuvo un cambio, Raldes dejó la cancha e ingresó Justiniano. La gran clave en esta historia.

Entró el 23 y anotó el primer gol de cabeza tras una buena triangulación aérea. Luego asistió a Arce, y se pusieron en ventaja. Luego vinieron las expulsiones y algunos miedos con la salida de Edemir. Pero apareció Sirino, en una contra de manual, puso el sello, el 3-1 que le puso punto final a una historia de bestias negras y nubes. Salió el sol en Warnes y el cielo se pintó de Celeste para la Academia.

Y un día salió el sol para #Bolivar en Warnes, pudo romper la maldición y llevarse los tres puntos ante #SportBoys

Una publicación compartida de Late (@latebol) el

Total
0
Shares
Related Posts
Read More

El rojo aviador listo para visitar el Tahuichi

El actual campeón boliviano debutará en el Torneo Apertura este domingo desde las 19:30 en el estadio Ramón Aguilera frente a Blooming, pese a que tiene el partido de vuelta por la Copa Sudamericana en la siguiente semana, el equipo aviador no quiere descuidar el torneo local por lo que utilizará la base del equipo que empató en Asunción.