Univalle derrota a UCB de La Paz

El plantel cochabambino de Univalle debutó ayer con una victoria ante Universidad Católica Boliviana (UCB) de La Paz por 63-53.

447858_gd

El plantel cochabambino de Univalle debutó ayer con una victoria ante Universidad Católica Boliviana (UCB) de La Paz por 63-53, y dio el primer paso en procura de conseguir su séptima corona consecutiva en la Liga Superior de Baloncesto, categoría damas, que se disputa en el coliseo Max Fernández de Quillacollo.

El equipo de Tiquipaya jugó un buen partido desde el pitazo inicial, pero tuvo que esforzarse a lo máximo, ya que al frente se encontró con un rival bien conformado que le ofreció resistencia.

Se destacaron en Univalle Raquel Justiniano y Mireya Salguero, colaboradas por Ana María Vargas y Rosario Villarroel, quienes lograron darle la victoria a su equipo, abriendo el camino hacia otro cetro nacional, mientras que en el plantel de la Universidad Católica las mejores fueron Laura Florida y Janet Vía.

Hubo un lleno total en las instalaciones del coliseo provincial.

Al cierre de la presente edición, jugaban los equipos de Peñarol de Quillacollo y Economía de Oruro y en el partido de fondo debían enfrentarse San Simón de Cochabamba con UCB de Santa Cruz.

Los organizadores informaron que la programación de la segunda fecha harían conocer al final del segundo encuentro, ya que dependía del resultado.

El presidente del club Peñarol, Orlando Almanza, agradeció la asistencia del público y señaló que la organización de este torneo cuesta aproximadamente 25 mil bolivianos, y esperaba que el escenario esté lleno todos los días.

Fuente: Los Tiempos

Total
0
Shares
Related Posts
Read More

¿Cómo fue la jugada que desató la ira de los azucareros?

Corría el primer minuto de adición en el Víctor Agustín Ugarte; minutos atrás, y de penal, el local había conseguido la igualdad tras varios intentos fallidos, y parecía que ya no habría tiempo para más. Sin embargo, cuando el arquero azucarero, Carlos Arias, se disponía a jugar un tiro libre, el juez Nelson Barro interpretó que estaba haciendo tiempo; le mostró la segunda tarjeta amarilla e inmediatamente la roja. Todo era furia en el equipo que había luchado arduamente para sacar un resultado positivo de una cancha muy complicada, pero ese era sólo el principio.