Hubo un tarijeño que pudo festejar en el IV Centenario

El Chapaco anotó el segundo y definitivo gol del 1-2 con el que Wilstermann cerró y se puso a un punto de lograr el campeonato. No fue fácil, el Aviador tuvo que remontar el 1-0 que anotó Miguel Quiroga, y de cabeza primero Edivaldo y luego Díaz, anotaron los tantos suficientes y necesarios para soñar con el título.
Foto: Grover Peralta / El País / Marka Registrada
Foto: Grover Peralta / El País / Marka Registrada
Foto: Grover Peralta / El País / Marka Registrada

Es difícil para los jugadores dejar su tierra, salen y muchas veces ya no regresan a sus ciudades a menos que sea de vacaciones, pero para Óscar Díaz el partido del domingo fue especial, volvió a su ciudad, y fue protagonista clave de la historia grande del Rojo.

El Chapaco anotó el segundo y definitivo gol del 1-2 con el que Wilstermann cerró y se puso a un punto de lograr el campeonato. No fue fácil, el Aviador tuvo que remontar el 1-0 que anotó Miguel Quiroga, y de cabeza primero Edivaldo y luego Díaz, anotaron los tantos suficientes y necesarios para soñar con el título.

El tarijeño nunca jugó en un equipo profesional en su tierra, se fue muy jóven a probar suerte a España, y acá en el páis comenzó luego su carrera jugando en el Beni con Real Mamoré y tras pasar por varios equipos recaló en Cochabamba primero en Aurora, ahora en Wilstermann, y está a punto de consumar su primer título como profesional.

Total
0
Shares
Related Posts
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com