La info de tu equipo:

Charlotte Cooper símbolo de lucha por igualdad en el tenis

Por: Roberto Acosta E.

Charlotte Cooper, con su imagen esbelta y elegante, vestida con largos trajes a la moda victoriana, cosechó a lo largo de su extensa carrera como deportista un gran número de títulos, entre ellos, alzarse como la primer mujer en la historia que se consagró como campeona de unos Juegos Olímpicos.

Era algo poco habitual en ese entonces, pues a principios del siglo XX eran pocas las chicas que practicaban algún deporte de manera profesional y las menos que alcanzaban un rango de élite. Pero Charlotte inició un largo camino de éxitos abriendo camino para muchas deportistas en general y tenistas en particular.

Charlotte Reinagle Cooper Sterry nació el 22 de septiembre de 1870 en Ealing, Inglaterra. Charlotte, conocida cariñosamente como “Chattie”, era la hija pequeña de un molinero llamado Henry Cooper y su esposa Teresa Georgiana Miller. Charlotte aprendió a jugar al tenis, en el club de su localidad natal. A los veintidós años ganó el primer premio de lo que luego seriá una una larga lista de títulos. Dos años después ganó su primer título en Wimbledon, repitiendo en 1896 y 1898.

Pero su mayor logro llegaría en los Juegos Olímpicos de París en 1900, la primera edición que permitió a las damas ser parte de la fiesta como deportistas y no como simples espectadoras, allá, Charlotte se convirtió en la primera mujer en la historia en ganar un premio olímpico, se coronó campeona en singles y en dobles mixtos.

En 1901 pubo volver a ganar en Wimbledon, lo hizo por cuarta vez. Entonces fue que Charlotte se casó con el abogado y tenista Alfred Sterry =que con el tiempo pasó a ser nombrado Presidente de la Lawn Tennis Association- Charlotte se apartó por un tiempo su faceta de deportista para ser mamá. En 1903 nació su primer hijo, Rex, y dos años después Gwen, ambos muy vinculados con el mundo del tenis a lo largo de su vida.

Después de ese pequeño paréntesis dedicado a su familia, en 1908 y con treinta y siete años de edad, Charlotte volvió a Wimbledon para ganar de nuevo. Amante del deporte y deportista incansable, Charlotte no dejó de jugar y conseguir premios hasta los cincuenta años. Cuando su cuerpo ya no acompañó aquel espíritu incansable, la tenista se retiró a vivir una vida tranquila hasta los noventa y seis años.

Charlotte Cooper falleció el 10 de octubre de 1966 en Helensburgh, Escocia. Pero dejó una marca para el deporte, y un ejemplo a la sociedad de la fortaleza física, mental. Además con el tiempo se ha convertido en un símbolo de esta lucha de igualdad de género en el deporte, aún 117 después de su gran logro olímpico, muchas deportistas y sobre todo tenistas, exigen un trato igualitario en el tema económico con respecto al que reciben los varones.

No son aceptados comentarios con intenciones racistas, xenófobas o discriminatorias y podremos eliminar o denunciar (si fuera necesario) a quien emita dichos que no cumplan con las normativas básicas de respeto y que en Bolivia regula la Ley N° 045 CONTRA EL RACISMO Y TODA FORMA DE DISCRIMINACIÓN
Subir