El Torito está imparable y mantiene el liderato

No es casualidad que Sport Boys vuelva a ganar, ahora fue al Jesús Bermúdez y se robó los puntos ante San José.

imparable

No es casualidad que Sport Boys vuelva a ganar, ahora fue al Jesús Bermúdez y se robó los puntos ante San José. El Cuadro de Carlos Leeb es el único que mantiene el puntaje ideal en el certamen y con este triunfo por 0-1 que le dio Marcos Ovejero, es el único líder del campeonato bolivianos en tres fechas.

Pase lo que pase con el resto de los juegos, el Torito que se tomó en serio su labor en esta temporada será líder por una semana. Ovejero anotó el único gol del partido en los 48 minutos del partido, ante la desesperación de los locales que no encontaron en más de 90 la opción de batir a su ex arquero Carlos Lampe.

Sport Boys llegó a Oruro tras dos semanas de intensa preparación en La Paz, ya habían sorprendido a Bolívar en el Siles y ahora lo hacen con el Santo en Oruro para consumar su mejor inico de temporada en su corta historia liguera.

-LAS CLAVES DEL PARTIDO-

1. El Santo tuvo mucha gente en defensa, y eso fue bien aprovechado por Torito que tuvo gran control del medio campo.

2. Con mucha velocidad por las bandas, Morlaes y Paniagual volvieron a hacer diferencia en favor de la visita en sus rápidas salidas.

3. La ausencia de Abdón Reyes, el equipo Santo no pudo tener al referente en su onceno por que la dirigencia no logró habilitarlo a tiempo.

-LA FIGURA-

Marcos Ovejero anotó el único tanto del partido en la ciudad de Oruro, pero fue clave para el equipo visitante

-LOS GOLES-

0-1 | 48min | Marcos Ovejero

-LO QUE VIENE-

Sport Bpys ahora deberá ratificar esta su gran travesía en el occidente boliviano ante Nacional Potosí en la cuarta fecha. Para San José todo cuesta arriba, su DT estaba condicionado y dejó escapar puntos, algo que le puede costar el cargo a cuatro días de recibir a la U por la cuarta fecha.

Total
0
Shares
Related Posts
Read More

Un fracaso sin parangón en la historia

A pesar de que un gol polémico los dejó afuera de la Copa, la decadencia futbolística de la Canarinha no es ningún misterio. Lejos del Jogo Bonito que maravilló al mundo por décadas, el Brasil de Dunga se caracterizó -- al igual que en su primer ciclo al mando del equipo-- por alejarse como nunca antes de la filosofía que lo llevó a ser el equipo más temido del planeta. Tal es así, que en esta Copa América La Verde-amarela rompió un par de récords negativos.