Una familia con conflictos y una relación deteriorada

Problemas entre jugadores y cuerpo técnico, un partido de alto vuelo y un posible ultimátum para Villegas enmarcan la realidad que vive The Strongest.

tigre2

“Este equipo es como una familia”, eran las palabras con las que jugadores y cuerpo técnico solían referirse a la situación interna que vivía el tricampeón nacional; fue precisamente esa unión lo que los llevó, según los protagonistas, a ganar el tricampeonato, ya que “todos jalaban hacia el mismo lado”.

Hoy en día, más de un mes después, la familia parece tener problemas a tal punto que, según se especula, la relación entre el técnico y los jugadores estaría a punto de romperse.

A pesar de que tanto los jugadores como el director técnico han negado rotundamente los conflictos internos que existirían en el plantel, a partir de la derrota con Nacional Potosí empezaron a salir “los trapitos al sol”.

Según trascendió la principal disconformidad del plantel con el entrenador sería la drasticidad con la que maneja al equipo; por su parte Villegas, en entrevista a la Razón, aseguró que si un plantel quiere ser protagonista de tres torneos, dos de carácter internacional, el trabajo debe ser mucho mayor y más exigente.

Más de un jugador atigrado se sintió ofendido con la palabra “camarilla” asegurando que si existiera tal el tricampeonato, dos con Villegas en el banco, no habría sido posible; sin embargo el rendimiento que muchos jugadores muestran el campo de juego hace suponer lo contrario. “Ya ni el Escobar corre”, “es una pena”, eran las quejas permanentes que hinchas, de la recta de general, lanzaban al aire en el partido contra el elenco potosino.

Los dirigentes ya empiezan a pensar una manera de salir de esta delicada situación, mientras algunos opinan que debe primar la comunicación y se debe intentar solucionar los conflictos internos en el plantel, ayer trascendió que otra parte de la dirigencia estaría dispuesta a cubrir el monto para la recisión del contrato de Villegas.

Muchas especulaciones afirman que si el tigre no gana mañana a Wilstermann en Cochabamba sería el fin de la era Villegas en el aurinegro; por su parte Villegas afirmó que “no sabe nada de esta situación” y que trabajará hasta que el presidente le comunique lo contrario.

Precisamente Kurt Reintsch llegó a La Paz para intentar dar una solución a un conflicto que, hasta momento, trae a mal traer al último tricampeón.

Posiblemente no sea lo más conveniente cambiar entrenador dos semanas antes del debut en la Copa Libertadores, el tigre ya sufrió las consecuencias de una situación similar la temporada pasada cuando el entonces entrenador Mauricio Soria fue despedido antes del partido con el Inter de Brasil en La Paz y fue, precisamente, ese empate el que le negó pasar a la segunda fase del torneo; sin embargo está claro que si el tigre sigue jugando así tendrá una catastrófica participación en el campeonato internacional.

 

¿La última oportunidad?

The Strongest enfrentará “con la soga en el cuello”  mañana a Wilstermann en Cochabamba. Este partido puede ser la última oportunidad que se le dé al actual técnico Eduardo Villegas para conservar su cargo, además será el último partido oficial que juegue el tigre antes de su debut en la Copa Libertadores de América.

Alejandro Chumacero volverá al equipo titular mañana, tras haber cumplido una fecha de suspensión por expulsión. El “chumita” irá en remplazo de Marco Paz en el medio campo.

El técnico no dio pistas del equipo que jugará en Cochabamba, en primera instancia, repetiría el equipo que perdió ante Nacional el jueves, con la excepción del cambio ya señalado; sin embargo, está abierta la posibilidad de ver más de un cambio en el Capriles.

Luis Mendez, en representación de los jugadores, aseguró que intentarán cambiar la dura realidad del tigre mañana frente al aviador; una realidad que de un sueño, poco a poco, se va convirtiendo en pesadilla.

 

 

 

Total
0
Shares
Related Posts
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com