Aquí
Home > Fútbol > Rusia 2018 > Diario de un Mundial > Día 20: Viajar en tren ruso, toda una aventura

Día 20: Viajar en tren ruso, toda una aventura

Late estará en Brasil 2019 Copa Ameica Bolivia
Foto: @btoae / Late!

NIZNHY NOVGOROD. Viajar en trenes de larga distancia en Rusia es toda una aventura, y hacen una parte importante de la experiencia Rusia 2018.

Se trata de viajar en camarotes de cuatro camas, dos arriba, dos abajo: Literas. Bien al estilo de películas militares, cómodas sí, una vez que se acomodaron todos, porque hay poco espacio entre camas, y ni les cuento si te toca ir arriba, el espacio es mímino para sentarse y acomodarse. No dejan de ser algo no tan apto para claustrofóbicos. Convives con un máximo de tres personas más en el camarote. Hay algunos otros trenes que tiene seis compartimentos, dos más al frente en el pasillo, abiertos y sin puertas.

Es toda una cultura de viaje, la gente rusa -más acostumbrada- no tiene reparo en ponerse el pijama y dormir como si estuvieran en casa, levantarse, ducharse, vestirse, desayunar, todo eso dentro de mismo vagón y en algunos casos en el mismo pasillo del tren.

Torneo de Futbol Bolivia Calendario Posiciones Goleadores
Foto: @btoae / Late!

Luego hay que tender la cama, la empresa de trenes te deja en tu asiento una bolsa con sábanas, toallas, almohada y frazadas, y cada uno debe pasar a hacer su cama, en un espacio de 3×2, es algo bastante incómodo. ¡Con lo que me gusta tender la cama! prefiero extender las dos sábanas y sacarme el tema de encima muy rápido.

Uno de los principales miedos, era ¿qué pasaba si me quedaba dormido?, un poco en broma, un poco en serio, un amigo me advirtió que si me quedaba dormido, podía aparecer en Siberia, pero eso no puede ocurrir. Hay una persona encargada de cada vagón, casi siempre son señoras muy amables, que van uno por uno despertando a todos, con el temor de que alguien despierte enojado, van avisando que en algunos minutos más llegaremos a destino. Con la barrera del idioma, porque se nota el esfuerzo que hicieron varios empleados de los trenes rusos para aprender algo de inglés.

Hemos pasado cuatro, seis, doce horas sobre los trenes, y en todos los casos la experiencia ha sido de buena para adelante, más allá de las incomodidades por espacio, olores, calor, es el mejor medio de transporte que hemos encontrado para trasladarnos entre sedes, no necesitas estar dos horas antes como un vuelo local, y en nuestro caso, es una buena oportunidad para ir recuperando horas de sueño.

Síguenos
Top
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com