Corinthians es el “Recampeón” de Sudamérica

51e7cd5fcef05_510x340

San Pablo debía visitar el Pacaembú con la misión de revertir una derrota 1-2 sufrida en el Morumbí el pasado miércoles 3, con goles del peruano Paolo Guerrero y Renato Augusto para el `Timao` y el descuento de Aloisio.

El equipo dirigido por Tité logró convertir a los 35 minutos de la primera etapa, a través de Romarinho.

Y con el tanto marcado por Danilo, a los 23m. del segundo período, Corinthians sepultó las ilusiones del elenco orientado por Paulo Autuori, que no tuvo en sus filas al argentino Clemente Rodríguez (ex Boca), suspendido.

Corinthians llegó a esta final, tras consagrarse campeón de la Copa Libertadores 2012 (venció en la final a Boca Juniors), mientras que San Pablo arribó tras clasificarse ganador de la Copa Sudamericana 2012 (derrotó a Tigre en la escandalosa final jugada en diciembre pasado).

———-0———–
RESUMEN
[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Fs61Z7waiAA[/youtube]

———-0———–
SINTESIS

Corinthians: Cássio; Edenílson, Gil, Paulo André y Fábio Santos; Ralf y Guilherme; Romarinho, Danilo y Emerson; Guerrero. DT: Tité.

San Pablo: Rogério Ceni; Douglas, Lúcio, Rafael Toloi y Juan; Denilson, Rodrigo Caio, Wellington y Ganso; Osvaldo y Luis Fabiano. DT: Paulo Autuori.

Gol en el primer tiempo: 35m. Romarinho (C)
Gol en el segundo tiempo: 23m. Danilo (C)

Cambios: en el segundo tiempo, antes de comenzar, Aloísio por Wellington (SP), 22m. Maicon por Juan (SP), 35m. Renato Augusto por Romarinho (C), 40m. Alexandre Pato por Paolo Guerrero (C), 43m. Ibson por Emerson (C).

Árbitro: Paulo César de Oliveira
Estadio: Pacaembú (San Pablo).

Total
0
Shares
Related Posts
Read More

Un partido especial para Ronnie Fernández

Este domingo, protagonizó un duelo muy caliente con Juan Pablo Rioja, que terminó viendo la tarjeta roja a falta de pocos minutos para la conclusión del partido, y, posteriormente, expresó su molestia en contacto con los medios. "Me parece que es un problema arbitral", declaró, dando a entender que si los árbitros dan cabida a este tipo de actitudes, los que las practican no tienen por qué parar.