Karen Tórrez demostró que no existen imposibles

La medalla es una razón más para seguir esforzándose en su preparación, ahora con el objetivo fijado en los Juegos Suramericanos.
Foto: Vanesa Mejia
Foto: Vanesa Mejia

Karen Tórrez retorno al país después de romper su propia marca y el récord bolivariano y lograr la medalla de oro en 50 metros libres en los Juegos Bolivarianos. Un hecho inédito para ella y para el país hasta ese momento, ya que es el primer oro que obtiene en una competencia internacional y fue el primer oro de Bolivia en los Juegos.

Logró un tiempo de 25”00, rompiendo el récord de 25”12 que impuso en 2009 la venezolana Arlene Semeco: “Cuando vi el tiempo no creía que fuera el mío, era un tiempo bastante bueno, no lo podía creer”. Relataba con alegría en su llegada al país ante los medios.

Karen demostró que no existen imposibles cuando se tiene esfuerzo, dedicación y constancia. Este año se dedicó a entrenar nueve sesiones de natación de lunes a viernes, trabajar como entrenadora de niños en el Club Hípico Los Sargentos -donde realiza sus entrenamientos- y estudiar la carrera de Fisioterapia y Kinesiología.

Para Karen, el esfuerzo realizado en estas actividades de su diario vivir le otorga más valor y prestigio a la medalla: “Me deja muy feliz y con mucho entusiasmo para las siguientes competencias, la marca que hice es casi de talla mundial”, cuenta la cochabambina, que ahora iniciará su preparación para los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018, “voy a tener la ventaja de estar en casa, hay que aprovechar eso y tratar de pelear al máximo todas las medallas”, dijo apuntando a una buena participación en Cochabamba.

Total
0
Shares
Related Posts
Read More

La emoción se apoderó de los bolivianos

Ni siquiera habían terminado de dar el nombre de Bolivia en los tres idiomas de la ceremonia y ya José Quintanilla largó en un llanto incontenible, la emoción, eso explica ese rostro de José, es que Bolivia retumbó en el Maracaná y nuestros once deportistas presentes comenzaron a marchar con la delegación entera, entrenadores, delegados, jefes de misión, todos, sonrisas y las revoluciones al máximo.