Un partido anormal: ¡Nunca debió jugarse!

El juego en Warnes fue anormal, irresponsable y además innecesariamente peligroso para los protagonistas.
Foto: Agencia Marka Registrada
Foto: Agencia Marka Registrada

El juego en Warnes fue anormal, irresponsable y además innecesariamente peligroso para los protagonistas, no sólo por el mal estado del campo de juego que siempre es un riesgo físico para los futbolistas, tanto que la Asociación Cruceña de Fútbol suspendió su fecha por el mal clima en Santa Cruz.

Pero la División Profesional no tomó esa decisión. José Jordán dio el visto bueno para que se juegue un partido que estuvo a punto de costarle la vida a un jugador. Amarildo sufrió un paro cardiaco por un fuerte shock de hipotermia en el Samuel Vaca, para fortuna de todos, el jugador está bajo control y sin riesgos mayores. Según explicó el doctor Salvatierra, médico del plantel Canario, a Amarildo le dio una parálisis facial en pleno campo y mientras era trasladado a una Clínica, sufrió un paro, que requirió acciones inmediatas para reanimarlo. Ahora el futbolista ya se encuentra en recuperación en Terapia Intermedia de la Clínica Figueroa.

La situación fue tan grave, que todo lo que siguió en el partido pasó a segundo plano, el presidente del Club Canario lo acompañó a la Clínica y tras superar la difícil situación médica del jugador explicó a los medios que nunca debió jugarse el encuentro.

“Los derechos de televisión tienen que entender que hay partidos que no se deben jugar, por cumplir su contrato, ni miden que pueden haber consecuencias graves”, Robert Blanco.


Estamos trabajando para que no falle nada en el Mundial y aún necesitamos el apoyo de nuestra comunidad Latera: ➡️ late.com.bo/apoyanos/
Total
0
Shares
Related Posts